10 consejos para conducir tu moto de noche

1) El principal consejo para una conducción nocturna en moto más segura es, sin duda, ver y hacerte ver. Revisa que todas las luces de la moto (cruce, largas, intermitentes, freno y matrícula) funcionen correctamente y lleva un chaleco reflectante o prendas de conducción diseñadas específicamente para que reflejen las luces de otros vehículos.

2) Usa un casco de visera transparente, nunca ahumada, y a ser posible con adhesivos reflectantes.

3) Aumenta la distancia de seguridad con el resto de vehículos en la carretera. De noche existe propensión a la fatiga por lo que nuestra reacción a cualquier incidente será más lenta que de costumbre. Respeta los límites de velocidad, aunque la carretera vaya más vacía.



4) Respeta los límites de velocidad, aunque la carretera vaya más vacía. Al igual que comentábamos en el punto anterior, el cansancio nos puede jugar una mala pasada y hacer que nos despistemos o perdamos reflejos.

5) En caso de deslumbramiento por otro vehículo o al salir de un túnel, recuerda desviar la vista a la derecha y buscar las marcas de pintura blanca del arcén para mantener las referencias.

6) En zonas con escaso alumbrado hay quien recomienda fijarse en las luces del vehículo que nos precede para que nos sirva de guía. Esta práctica, sin embargo, ha de realizarse con prudencia ya que, si el otro conductor experimenta somnolencia, fatiga o está bajo los efectos de alguna sustancia corremos el riesgo de cometer sus mismos errores. Además, es posible que entre su vehículo y el nuestro no haya una línea recta sino que existan curvas o cambios de nivel.

7) Realiza paradas. Siempre es recomendable en trayectos largos, pero durante la noche este consejo se vuelve de la máxima importancia para evitar despistes provocados por el sueño. Refréscate, descansa y si ves que no puedes continuar contacta con un taxi o algún conocido.



8) El frío nocturno nos puede provocar molestos tiritones que acaben afectando a nuestra conducción. Sé previsor y lleva ropa de abrigo que te proteja de la bajada de temperaturas.

9) Si además llueve, la peligrosidad se multiplica. Si aún así no puedes evitar salir a la carretera consulta nuestra guía de consejos para conducir con lluvia y extrema la precaución.

10) Y por supuesto, aunque suene obvio, no conduzcas tu moto bajo ningún concepto si has bebido o estás bajo los efectos de alguna sustancia o medicamento que altere tus capacidades de percepción, aunque pienses que no sea tan importante. No solo tienes muchas papeletas para llevarte una multa, sino que además puedes sufrir o provocar un accidente con terceros.

Via: http://www.peris.es/

Como subir y bajar de una moto de manera segura